¿Para quién trabajas cada día?

Publicado por:

 

¿Alguna mañana, cuando te levantas para empezar tu día laboral, te planteas esta pregunta? ¿Cuál es tu principal motivación para trabajar?

Hay personas para las que su motivación para levantarse es salir pronto de casa, evitar la cola que cojería si saliera 15 minutos después, y de ese modo poder fichar antes para salir antes del trabajo. ¿Esta es tu motivación cuando empiezas tu día laboral?

En serio, yo me planteé esta pregunta hace más de 2 años, y en ese mismo momento mi mente hizo ¡click! Me dí cuenta que me levantaba para trabajar para otros. Acto seguido me pregunté si quería que cada día de aquél año y cada año de mi vida laboral hasta llegar a la jubilación trabajara principalmente para otros.

Por aquella época, yo estaba trabajando en una empresa por cuenta ajena. Así que cuando iba hacia el trabajo, iba pensando en realizar lo mejor posible mi trabajo para mantener mi puesto, o para resolver aquella inspección que habíamos tenido el día anterior, o para evitar que un determinado problema con un cliente se volviera a repetir.

Entonces también iba a trabajar para cumplir mi horario, y así cobrar a fin de mes mi sueldo. Pero cuando un mes nos dijeron que la nómina se retrasaría por problemas de liquidez en la empresa, y cuando realmente se retrasó la nómina, entonces me empecé a preguntar para quién iba a trabajar. Aquella mañana entendí que realmente no era ni para mí ni para mi familia. Si lo hubiera hecho por ellos, no estaría levantándome cada día para trabajar para otros, sin poder decidir sobre mis ingresos y mi tiempo.

 

¡A mí no me va a pasar esto!

La campaña que salió en España hace años de «Si bebes, no conduzcas» se esforzaba en demostrar que cualquiera que condujera después de beber podía tener un accidente.

Porque los seres humanos nos creemos muy especiales y muchas veces pensamos «ésto no me va a pasar a mí». Cuando un joven se va de fiesta, y después de beber coge el coche, piensa, «a mí no me va a pasar, yo no voy a tener ningún accidente». Pero puede pasar, porque en este caso no lo podemos controlar todo.

Con el trabajo por cuenta ajena es lo mismo. Pensamos que nosotros no nos vamos a quedar un mes sin la nómina. A un amigo le había pasado des del verano anterior. Cuando entonces me pasó a mí, creo que ya le debían varios meses de sueldo, pero seguía yendo al trabajo confiando en cobrarlos.

Bien, yo también pensaba, «a mí no me va a pasar esto de dejar de cobrar la nómina. Y si me pasa, yo tengo mis ahorros para evitar que me afecte.» Pero me pasó, y me afectó. En aquel momento, me planteé si esto sería cosa de unos meses, si la empresa se recuperaría o si por el contrario la cosa iría a peor. Entonces es cuando, aunque todos íbamos cada mañana al trabajo, empezó a bajar la carga de trabajo, cada vez teníamos menos materia prima y menos pedidos, así que la cosa no parecía que pudiera mejorar. Y entonces me dije, «a mí me puede pasar, y de hecho me está pasando. Debo buscar alternativas antes de seguir sólo este camino.»

 

¿Aún crees en el trabajo «fijo»?

La relación entre empleado y empresa ya no es la que existía antes de la globalización. Antes, almenos en España, un empleado estaba toda su carrera laboral en una empresa, podía ascender, especializarse en nuevos campos, etc. Pero ahora, las escuelas de negocios recomiendan que para ascender de cargo o de sueldo pruebes de cambiar de empresa.

En referencia a las escuelas de negocios, me encanta la referencia que hace Robert Kyiosaki sobre ellas. Nos comenta que «en una escuela de negocios te enseñan a trabajar para los ricos». Y yo he visto bastantes casos de gente que paga miles de euros para unos estudios en escuelas de reconocido prestigio, no para desarrollarse como empresarios por su cuenta, sino para trabajar en grandes multinacionales, dedicando largas jornadas laborales a cambio de grandes salarios pero sin un futuro. Si el mes que viene los echan, todo su esfuerzo se queda en nada.

En estas grandes empresas, he comprobado que los trabajadores son las marionetas de sus superiores, y éstos de los suyos. ¿Dónde te deja ésto a tí? Pues a obedecer y a desear que no te echen o a que no te deleguen de tu puesto esperando a que te canses y te largues por tu cuenta, sin tener que pagarte indemnización.

Una mañana me pregunté para quién estaba trabajando. Al darme cuenta que no era para mí ni para mi familia, cambié el chip y empecé a crear fuentes de ingresos alternativas al trabajo por cuenta ajena. Desde entonces, mi respuesta es que trabajo para mí y para mí familia, porque yo decido el tiempo que trabajo, y si debo esforzarme más para aumentar mis ingresos. Sólo cuando he conseguido crear mis ingresos propios con mi negocio puedo estar segura que mi futuro está en mis manos.

Y tú, ¿para quién trabajas cada día? ¿Para tu família, para tí, para tu futuro, o para salvar el cuello de tu jefe o de los suyos?

 

 

2

Sobre el autor:

En el sistema educativo nunca nos enseñan a gestionar correctamente el dinero, y es algo vital para toda la vida. Por esto quiero transmitir los 3 pasos esenciales para una buena gestión del dinero: generar, mantener y multiplicar. Estoy enamorada de internet y sus posibilidades de comunicación y creación. Me siento feliz y apasionada por lo que hago. Descubre mis otras pasiones en Sobre mi
  Posts relacionados

Comentarios

  1. cuentas nómina  febrero 4, 2013

    Estoy bastante de acuerdo con tu artículo! De todas formas, algunos disfrutamos mucho con el trabajo que hacemos para otros (yo me incluyo) y creo que tampoco es malo si es así! Y lo que agradezco de todo esto es que yo sólo debo preocuparme de mi nómina y de mis obligaciones, de nada más!
    Laura

    responder
    • Bet  febrero 22, 2013

      Apreciada Laura

      Me alegra saber que disfrutas de tu trabajo por cuenta ajena. De verdad, la estadística sobre los empleados en España es de que el 80% están a disgusto en su puesto de trabajo, así que es muy bueno leer tu testimonio.

      De todas formas, en este artículo me refiero a este 80% que va a disgusto a trabajar, sobretodo porque lo hace por un dinero y para conservar unos ingresos en teoria «fijos».

      En este artículo quiero abrir los ojos a la gente que no ve otra alternativa, porque es como me encontraba yo antes de que me acabaran despidiendo de aquel trabajo.

      Ahora estoy haciendo un video curso sobre las alternativas que tenemos en internet: http://www.graciaspordespedirme.com.

      Porque creo realmente que la mejor forma de trabajar es en algo que nos apasiona, y trabajando para nuestro futuro, creando nuestro sistema de ingresos (es decir, trabajando para nuestro activo, no para el activo de otra persona, como pueden ser los socios de la empresa).

      Muchas gracias por tu comentario.
      Bet

Deja un comentario