Error de Emprendedor En Prácticas: 1 No conocer bien a tus posibles clientes

Publicado por:

Hoy empezamos una serie de 10 errores que cometemos muchos emprendedores en nuestra primera, a veces segunda o incluso tercera andadura como emprendedores.

Yo los he aprendido después de mucho tiempo.

Tal vez te sirvan de atajo en tu camino. Sé que quieres desarrollar tu proyecto profesional en algo que realmente te guste y te dé ingresos suficientes para vivir bien y reinvertir en tu propio negocio, pero como hacerlo sin perder demasiado tiempo en la prueba-error.

Error número 1 del emprendedor en prácticas: No conocer bien a tu potencial cliente.

Muchos emprendedores no tienen muy claro el tipo de consumidores al cuál van a dirigir sus productos o servicios, y los que lo tienen, no realizan una debida investigación y análisis de sus características.

Se deben analizar necesidades, deseos, gustos, preferencias y hábitos para poder diseñar productos y servicios que puedan satisfacer las necesidades de los consumidores. Asimismo, se deben diseñar correctamente los canales de distribución, que permitan hacer llegar los productos o servicios a tiempo y en buenas condiciones a los consumidores, diseñar una publicidad enfocada a los medios a los que acceden los posibles clientes, conocer la variedad de oferta a la que puede acceder nuestro posible cliente, etc.

Debemos tener claro para qué usarán el producto. Por ejemplo, si queremos montar un centro de estética, debemos tener claro qué busca el cliente que solicita estos servicios:

  • Mejorar la autoestima.
  • Sentirse el centro de atención durante un tiempo (lo que dure el tratamiento).
  • Sentirse deseable.
  • Exhibir un estatus concreto.
  • Sentir seguridad ante un público.
  • Mejorar en su desarrollo profesional.

De este modo, podremos comprender a quién nos debemos enfocar. En el ejemplo anterior del centro de estética:

  • A mujeres “multitarea”, que desarrollan su trabajo por cuenta ajena, recogen a los niños, los atienden, además quieren ir al gimnasio para cuidarse y cuidan de la casa… Por tanto, tal vez busquen relajarse y sentirse el centro de atención.
  • A trabajadores que deban permanecer mucho tiempo de pie (dependientes o azafatas).
  • A trabajadores que deban estar delante del público o visitar a clientes (actores, emprendedores, comerciales, etc.).

Esto le permitirá también poder captar las necesidades de estos colectivos de posibles clientes, por ejemplo, proponiendo paquetes para el cuidado de las piernas cansadas u obtener un aspecto saludable. Asimismo, podrá analizar los posibles medios publicitarios a los que enfocarse, si solamente locales, si dedicados a determinados negocios, etc.

No hay que centrarse en lo que necesita el cliente que quieres, sino en los deseos que tiene este cliente y ofrecerle resultados basados en estos deseos.

Por ejemplo, dentro del sector de la salud puedes enfocarte a ayudar a los clientes porque:

  • quieren cuidar de su salud y mantenerse sanos,
  • quieren aliviar alguna dolencia o enfermedad,
  • quieren adelgazar,
  • quieren sentirse más guapos gracias a que se cuidan más,
  • etc.

En este caso, el enfoque para dirigirte a estos diferentes tipos de cliente será diferente.

Muchas veces, nos ayudará saber cómo enfocarnos a nusetro potencial cliente pensando en lo que nosotros hemos conseguido y porque lo queríamos conseguir. Al pensar en qué nos sentimos mejor que esté relacionado con lo que queremos vender nos ayudará a ponernos en los zapatos de nuestro cliente potencial y que él se sienta escuchado y le interese nuestro producto o servicio.

0

Sobre el autor:

En el sistema educativo nunca nos enseñan a gestionar correctamente el dinero, y es algo vital para toda la vida. Por esto quiero transmitir los 3 pasos esenciales para una buena gestión del dinero: generar, mantener y multiplicar. Estoy enamorada de internet y sus posibilidades de comunicación y creación. Me siento feliz y apasionada por lo que hago. Descubre mis otras pasiones en Sobre mi
  Posts relacionados

Deja un comentario