Nací en Barcelona, España, y ahora vivo en un pueblo cerca de la ciudad, alejada de la contaminación y el estrés.

Me siento feliz y apasionada por lo que hago. Estoy enamorada de internet y sus posibilidades de comunicación y creación. Pero antes de descubrir el potencial de internet, tenía otra pasión.

 

Una de mis pasiones

Mi pasión, desde bien pequeña, es la de preservar y mejorar el medio ambiente. Cuando fui consciente de los abusos que hacemos los hombres de la naturaleza y los recursos naturales, mi primer reto fue influir positivamente en este aspecto.

Gracias a mis padres, tuve la suerte de poder estudiar una carrera, y elegí Ingeniera Técnica Química por su aplicación en la industria química, una de las indústrias más contaminantes. Posteriormente, detecté otra deficiencia de la indústria, la seguridad en el trabajo, por lo que estudié un Máster en Prevención de Riesgos Laborales por mi vocación para influir positivamente en la sociedad.

 

Trabajo

Durante mis estudios universitarios estuve trabajando en dos empresas químicas como estudiante en prácticas. Esto significó: mucha dedicación, ilusión por aprender y aportar, nula experiencia, un sueldo ridículo y una doble vida estresante (estudiante y trabajadora).

Después estuve trabajando en una consultoría en temas de calidad, medio ambiente y prevención de riesgos laborales. Esto me aportó un aprendizaje acelerado en variedad de empresas pero muchos kilómetros a casa de los clientes, donde el coche lo tenía que poner yo.

Me cansé, y me estabilicé en una empresa farmacéutica. Cuando ésta fue comprada por otra empresa, me fui antes de que organizaran un despido general, y entré a trabajar como responsable de departamento en una empresa textil hasta que la crisis nos devoró. Tras dirigir dos años el departamento de Calidad, Medio Ambiente y Seguridad de la empresa textil, y tras unos meses de retraso en el sueldo, nos despidieron sin indemnización.

 

Decepción

Tras 8 años trabajando para influenciar en una mejora y preservación del medio ambiente, me siento decepcionada por sentirme con las manos atadas. Por un lado, las empresas en las que estuve actuaban simplemente para cumplir las leyes, y por otro el gobierno implantaba leyes a veces sin sentido para ponerse medallas.

La verdad es que en las empresas que trabajé pasamos varias inspecciones de medio ambiente y de seguridad, donde los requisitos eran completamente absurdos y las cosas relamente importantes, que podían afectar a mayor escala en el medio ambiente o en los trabajadores, ni se analizaban.

También sentí decepción por el poco valor que se le dá al empleado que ha estudiado mucho para ser experto en un campo. De pequeña me decían que si me esforzaba en estudiar una carrera, después tendría la “suerte” de tener trabajo en una empresa y cobrar un sueldo “fijo”.

Pero llegó el momento, después de 8 años trabajando en la indústira, de hacer balance y analizar que de las 3 últimas empresas en las que había estado, ya no podría estar trabajando en ninguna de ellas: la consultoría fue absorbida (y eliminaron puestos de trabajo), la farmacéutica comprada (deslocalizando la producción fuera de España) y la textil, considerada solamente una sede comercial (trasladando la producción a Italia).

 

Otra de mis pasiones

Mi otra pasión, que descubrí más tarde, es la de ayudar a otras personas. Analicé cuál era mi habilidad y en qué podía ser de ayuda. Descubrí que mi habilidad, gracias a la educacion de mis padres, es administrar con sentido común el dinero. Así que me dije: “quiero ayudar a otras personas a hacerlo”.

Me dí cuenta que el problema es que, si ofreces directamente ideas o alternativas a las personas sobre gestionar bien el dinero, se sienten ofendidas o juzgadas. Es un problema que tienen muchas personas, pero al ser un tema delicado, debe ser la otra persona que busque una solución a ello.

Esta visión se juntaba con mis paradigmas y no me dejaba avanzar para crear un negocio con ello. Provengo de una familia de emprendedores, pero siempre había visto los negocios con el estrés y el riesgo que conllevan, porque implican una inversión muy elevada, y nunca habia tomado la determinacion de invertir en un negocio propio.

 

Internet ha cambiado mi vida

Ahora puedo decir que internet ha cambiado mi vida. Me ha permitido invertir poco dinero, mi tiempo y mi esfuerzo para tener alternativas en negocios low cost: desde el marketing de afiliados, el dropshipping, el network marketing y el desarrollo de infoproductos a vender por internet.

Internet también me ha dado una mejor calidad de vida. Tener mi oficina en casa nos permite poder tener un hijo con todas las garantias de salud y cuidado. Estando embarazada puedo compaginar mi horario de trabajo con un horario de descanso a medida. Posteriormente, cuando nazca nuestro hijo, me permitirá organizar mi horario de trabajo con mi horario de madre a la perfección.

Aquí estoy emabarazada de 40 semanas. Ahora puedo decidir cuando descanso y cuando trabajo en mi negocio en internet

Trabajando por cuenta ajena, no estaba dispuesta a ser una “super mamá”, que quiere llegar a todo a cambio de dejar a su hijo en una guardería casi todo el día y pasar las tardes sin vida propia.

 

Aprendizaje y práctica

En enero de 2010 creé mi primer blog. Resultó ser toda una experiencia: obtuve pocos resultados, pero me aportó mucho aprendizaje. Lo creé y edité mientras trabajaba por cuenta ajena, y me sirvió para romper el hielo en internet.

Con mi primer blog, descubrí mi mayor error: enfocarme excesivamente en la tecnologia y olvidarme de la estrategia. Invertí en varios cursos, muchos de ellos enfocados en cómo hacer las cosas (técnica), pero no en el porqué (estrategia).

En mayo y junio del 2010 creé otros dos blogs, en mi ímpetu para que las cosas funcionaran, llevando a la vez 3 blogs con temáticas distintas. Esto me demostró otro de mis errores: estar dispersa dentro del océano de oportunidades existentes hoy en día.

Fruto de la experiencia de estos 3 blogs y de los errores cometidos durante estos meses, y después de adquirir cursos mucho más enfocados en la estrategia, en octubre de 2010 creé este blog de GenerarIngresos.com con esta intención.

Con Blair Singer, un genio de la formación (el genial Blair está señalando mi barriga de 8 meses de embarazo!)

 

Mis retos

Buff, la verdad es que estoy muy motivada para muchas cosas. Aquí te resumo las más importantes:

Que yo y el máximo número de personas consigan el “estilo de vida de internet”.

Participar en proyectos de desarrollo de energías limpias que puedan sustituir nuestra dependencia del petróleo. Considero que el petróleo es una plaga para este mundo, causante de guerras, desigualdades, y graves problemas medioambientales.

Influir positivamente en la vida de personas que buscan soluciones (a los que no las buscan, no les puedo ayudar).

Ayudar a las personas que, a través de internet, quieran potenciar y dirigir su vida con un negocio online, y dejen de depender del trabajo por cuenta ajena como única alternativa en su vida.

Permitir que rompan sus límites, que salgan de su zona de confort para pasar de sobrevivir en la carrera de la rata tan bien definida por Robert Kiyosaki a vivir una vida plena. Ayudarles a que tomen acción y obtengan resultados en su negocio online y sus finanzas personales.

¡No me resta mas que agradecerte que estes aqui, e invitarte a que regreses pronto!